Chappie, el Robocop de Neil Blomkamp


marzo 15, 2015

Recuerdo muy bien la primera vez que vi Robocop cuando era un niño. La película se estrenó cuando yo sólo tenia 7 años y fue a esa tierna edad cuando la vi. No recuerdo perfectamente los detalles, pero recuerdo muy bien al agente Murphy siendo torturado y recibiendo balazos. La violencia de esa escena se me quedó en la cabeza por mucho tiempo. Y tal vez el recuerdo mas vivo que tengo es ese personaje siendo arrollado con total desprecio por su compañero, después de haber caído en un tanque de deshechos tóxicos. Ese desinterés total por la vida humana sumado a la asquerosidad de ver a alguien estallar como un globo lleno de agua verde por todos lados es algo que me traumatizó por mucho tiempo.

Empiezo esta reseña hablando de Robocop y mis recuerdos de la niñez por que en la fila de atrás en el cine estaba un papá con sus hijas. Una de ellas lloraba desconsoladamente y se reí a carcajadas cuando algo ocurría en la película, y esa niña no tendría más de 6 años. Este padre ingenuo pensó que estaba llevando a sus niñas a ver las ocurrencias de un robot amistoso, (algo así como Corto Circuito), y terminó llevándolas a ver una versión moderna del Robocop de 1987.

chappie_azw2

Y es que en cada escena de Chappie, veía el claro legado de esas películas ultra-violentas de los 80’s que ahora son objeto de culto; y cada escena me gustaba más que la anterior. El robot policía perfecto, al antecesor de menor tecnología pero más amenazante, más bruto y más violento, el villano con sus razones egoístas y los amigos desadaptados que sufren una clara evolución durante la película son las cosas que hacen de Chappie una película satisfactoriamente familiar.

La historia ya todos la conocemos gracias al trailer: Chappie es un robot policía en el que su creador experimenta una nueva tecnología de inteligencia artificial. La personalidad que desarrolla el robot es la de un niño que constantemente esta aprendiendo, y así como un bebé humano, no entiende la diferencia entre el bien y el mal. Su enemigo es el creador de otra clase de robot mas pragmático: un ex-militar que desarrolla una mezcla entre tanque y robot piloteado por un humano, y que se ve amenazado por la nueva tecnología que representa Chappie.

download

Es esa personalidad nueva la que de verdad entretiene y emociona. Sharlto Copley tiene aquí su tercera colaboración con Neil Blomkamp (los dos son muy amigos en realidad) y encarna a Chappie. Le imprime con una gran habilidad un aire inocente e infantil a un robot que sin duda es la estrella de la película. Pero Copley no es el único que da lo mejor de si. Los “padres” de Chappie, Ninja y Yo-landi son dos conocidos raperos que estoy seguro saltarán a Hollywood como lo hizo Copley gracias a District 9. Estas tres actuaciones, sumadas a una banda sonora que refleja el estrés de una película que nunca deja de sorprender, hacen que Chappie sea una de esas películas que no podemos dejar pasar por alto.

En conclusión, Chappie es la perfecta combinación de Robocop, Jhonny Mnemonic, Ghost in the Shell y Wall-E: Violenta, cruda, cyberpunk a mas no poder y todo rematado con un toque tierno y dulce que dejan un buen mensaje y un pensamiento positivo. Extremadamente recomendada.

Comentarios