Drinking Buddies


septiembre 5, 2013

La cerveza hace amigos. Puede que esto no sea cierto en muchas ocasiones, pero en el caso de Drinking Buddies (2013) la cerveza es una protagonista que une a la gente, jugando a veces con los limites de una amistad.

En una pequeña cervecería en Chicago trabajan Kate (Olivia Wilde) y Luke (Jake Johnson), dos amigos que junto a algunos compañeros de trabajo, pasan sus noches bebiendo, riendo, comiendo, jugando billar pasándola bien.  Luke tiene una novia llamada Jill (Anna Kendrick), que con una paciencia infinita espera el día en que por fin Luke le proponga matrimonio y termine así su miedo al compromiso.

Kate por tu parte también tiene un novio Chris (Ron Livingston), un productor musical mucho mas serio y centrado que ella. Y mientras ella va de un lado a otro en bicicleta, organiza catas de cerveza y juega billar con sus compañeros de trabajo, Chris se pregunta si la relación va a llegar a algún lado.

Es después de un fin de semana en la cabaña de la familia de Chris que las cosas cambian para las dos parejas y Kate y Luke deben aprender a distinguir qué significa la verdadera amistad.

Aunque esta película este catalogada como drama, creo que es uno muy ligero. Esta lleno de conversaciones frescas que hacen que no sea aburrida y que por el contrario uno se sienta como parte de este grupo de amigos.  Es así cuando las cosas no están bien, uno alcanza a sentir esa tensión, al igual que cuando todo esta bien y se siente ese aire relajado y divertido.

Muy recomendada para los que les gustan las historias sencillas y poco pretenciosas, pero con un mensaje sobre lo que significa ser amigos y por encima de todo,  que una buena cerveza nunca esta fuera de lugar.

Comentarios