El Conjuro


septiembre 1, 2013

En una época en la que las películas de terror se acercan más al gore y al slasher, James Wan (Saw, Juego Macabro, 2004) logra una cinta que remite a clásicos del horror como El Exorcista (The Exorcist, 1973), de gran manufactura y que asusta… bastante.

No soy un gran fanático del cine de horror, como hombre escéptico y ateo me resulta difícil aceptar gran parte de las premisas que proponen películas como esta. Es un error de mi parte, después de todo el cine es una experiencia de inmersión, por un par de horas uno debe ser capaz de creer que existe la magia, que hay galaxias lejanas en las que la rebelión lucha contra un imperio maligno o que vivimos en una realidad simulada por una supercomputadora. Durante los 112 minutos que dura El Conjuro creí en posesiones demoniacas.

Crítica de Expediente Warren The Conjuring  Vera Farmiga y Patrick Wilson (3)

El conjuro está basado en los archivos reales de los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren y en el libro House of Darkness, House of Light (Casa de Oscuridad, Casa de Luz) escrito por una de las protagonistas del evento que le compete a la película: Andrea Perron. La premisa parece sacada de un manual de películas de horror: Una familia que acaba de mudarse a una casa descubre que esta está habitada por un grupo de espíritus y demonios que les harán la vida imposible. Por suerte la dirección de Wan, la fotografía de John R. Leonetti (Insidious, La Noche del Demonio, 2010) y la impecable actuación de cada uno de los actores (haciendo especial mención de las niñas) separan a esta película del montón.

Tras presentarnos a los Warren (Vera FarmigaPatrick Wilson), El Conjuro nos muestra a la familia Perron compuesta por Carolyn (Lili Taylor), Roger (Ron Livingston) y sus cinco hijas Andrea (Shanley Caswell), Nancy (Hayley McFarland), Christine (Joey King), Nancy (Mackenzie Foy) y la pequeña April (Kyla Deaver); que acaban de mudarse a una casa en el campo. Los fenómenos extraños no se hacen esperar y la misma noche de la mudanza los relojes empiezan a detenerse a las 3:07 de la mañana al tiempo que Carolyn muestra señales de heridas.

o-THE-CONJURING-facebook

A partir de este momento la tensión no se detiene. El Conjuro no da ni un segundo para respirar, construye su argumento en medio de escenas llenas de tensión al punto de que los momentos más aterradores suceden al final del primer acto y en medio del segundo. Lo cual no significa que el final sea decepcionante, al contrario, termina con un clímax frenético y un epílogo abierto.

La película no cae en el error de mostrar desnudos o violencia extrema, la cantidad de sangre en pantalla es mínima para una producción de este tipo; esto significa que la clasificación 15 años (R en EEUU) le es otorgada simplemente porque es una película espeluznante.

Si bien hay momentos en los que la exposición es entregada en forma de diálogos algo torpes, la ambientación y la relación entre los personajes hace que la película no se sienta tonta. Vera Farmiga como Lorraine Warren es especialmente encantadora como la medium capaz de sentir no solo a los espíritus sino los sentimientos de aquellos a su alrededor. La honestidad de los personajes y la sinceridad de sus relaciones hace que uno se interese por ellos y es ahí dónde la película se convierte en un éxito, uno quiere que haya un final feliz.

IMG_0478.dng

En Conclusión

El Conjuro es una gran película de terror, como escéptico del género llegué al teatro esperando encontrarme con una sarta de estereotipos y clichés pero me encontré con un gran filme que cumple con hacer acopio de los elementos que denotan al género sin abusar de ellos ofreciendo una experiencia fresca y que me logró hacer saltar en mi silla más de un par de veces. Es una de tantas películas que afirman ser basadas en hechos reales y aunque es obvio que esa realidad ha sido bastante retocada y estilizada es fascinante saber que existen personas como los Warren y que su museo de lo paranormal es un sitio auténtico. No se imaginan cuanto deseo tomarme un café con esas personas fascinantes, con seguridad en una charla como esa habría material para bastantes secuelas.

conjuring

Comentarios