Escape from Tomorrow


octubre 17, 2013

El director Randy Moore debuta con una película única, con una guión tan surreal como la historia de su producción. Una película filmada en Disney World y Disneyland sin permiso que muestra la cara siniestra del parque de diversiones más famoso del mundo. Una película visualmente psicotrópica y arriesgada que pone sobre la mesa la cordura misma.

Escape from Tomorrow narra la historia de Jim White (Roy Abramsohn), un hombre de vacaciones con su esposa Emily (Elena Schuber) e hijos a quien le informan que acaba de ser despedido. Tras recibir la llamada de su jefe Jim decide enfocarse en pasar un buen día con su familia, un último día de diversión antes de enfrentarse a la realidad de su despido.

escape-from-tomorrow-1

Jim no es una buena persona, es un hombre sexualmente reprimido que constantemente fantasea con sus mujeres, de manera que tras ver a un par de hermosas turistas francesas (Danielle SafadyAnnet Mahendru) decide seguirlas descuidando a su hijo Elliot (Jack Dalton). A partir de este momento el hombre empieza a sufrir alucinaciones cuya intensidad va aumentando haciendo cada vez más borrosa la línea que divide a la fantasía de la realidad.

Las imágenes se nutren con la saturada imaginería típica de Disney creando escenas a veces aterradoras, a veces ridículas. El discurso de los personajes y la música ayudan a crear una atmósfera sobrecogedora en la que ni el protagonista ni el espectador están seguros de que es real y que es quimera. Las causas del delirio de Jim son nebulosas y la película se esfuerza por mostrar tantos cabos que es imposible entender al final que ocurrió ese día. Quizá es un experimento científico, quizá es magia, quizá una enfermedad. Al final no importa, al final todo puede ser una invención del protagonista que no tiene más remedio que renunciar a la cordura para así escapar de la realidad que tendrá que enfrentar cuando salga el sol.

escape-from-tomorrow

La producción de Escape from Tomorrow podría ser una película en si misma: el equipo de producción filmó la película usando dos cámaras Canon EOS 5D Mark II para pasar desapercibidos ante la seguridad de los parques, se grabó a blanco y negro para así compensar las diferencias en color y brillo derivadas de la imposibilidad de controlar la iluminación, los guiones de los actores estaban en sus teléfonos móviles para poder ser repasados sin levantar sospechas, incluso el audio fue grabado con micrófonos ocultos en la ropa de los actores. El director fue cuidadoso al punto de no usar micrófonos inalámbricos para evitar interferir con la red de radio del equipo de seguridad del parque.

Por supuesto el peligro de una acción legal por parte de Disney es inminente aunque al momento de escribir este artículo no hay una demanda oficial e incluso la enciclopedia oficial de Disney ha creado una entrada para la película describiéndola como “Una película de culto independiente y surreal subrepticiamente filmada en Walt Disney World y Disneyland”.

El filme es un ejercicio catártico para el director Randy Moore que sufrió la separación de sus padres en medio de constantes visitas al parque lo que le dio una visión diferente de ese mundo, una visión sombría y plástica. Parte del discurso de la película hace referencia a como la imaginación debe ser contenida, como Disney no es un lugar que estimula la fantasía sino que impone una serie de imágenes por encima de la libertad infinita de la creación onírica. En Disney todos son prisioneros de los personajes y el espectáculo.

princesas

En Conclusión

Escape from Tomorrow remite al trabajo de directores que han experimentado con el surrealismo como Luis Buñuel ó  David OReilly, es una película más parecida a un viaje psicotrópico que a un ensueño y uno debería acercarse a ella esperando quedarse con momentos e imágenes más que con una historia congruente. Cuando aparece el crédito final el espectador se queda con la idea de que lo que vio es incoherente pero también se queda con imágenes fijas en la mente. Al final el viaje del espectador es análogo al del protagonista y es que Escape from Tomorrow es un escape de la realidad.

Escape From Tomorrow - 2013 - film poster

 

Comentarios