Gravity


octubre 21, 2013

Voy a empezar esta reseña de una forma diferente: invitando al lector a ver Gravity cuanto antes, no deje que la premisa sencilla, la selección de actores o la falta de información se pongan en el camino de disfrutar no solo de una de las mejores películas del año, sino de una experiencia cinematográfica como ninguna que haya visto antes.

Alfonso Cuarón es uno de los directores mexicanos que se tomó Hollywood junto a Alejandro González Iñarritu  y Guillermo del Toro. Tiene en su haber algunas películas que han sido crítica y comercialmente éxitos como Y tu Mamá También (2001) y Harry Potter y el Prisionero de Azkaban (2004), lo cual le ha permitido producir esta, su séptima película, un proyecto en el que ha puesto todo su amor y talento, una película personal coescrita con su hijo Jonás Cuarón (Año Uña, 2007) en la que ha alcanzado completa madurez profesional y con la que lleva la narración cinematográfica a nuevas alturas.

gravity-end

Gravity tuvo una promoción poco usual los carteles eran minimalistas, los trailers no contaban nada sobre la trama excepto por el hecho de que un accidente en el espacio deja aislados a los protagonistas. Esto juega a favor de la cinta pues permite llegar sin prejuicios a la sala, pero incluso conociendo el guión por completo, la experiencia es asombrosa. Alfonso Cuarón logra una película hermosa en cada aspecto.

La dirección es magistral, la cámara pasa de tercera a primera persona en los momentos correctos lo que hace que esta sea una experiencia inmersiva como pocas. El plano secuencia de apertura, de casi 15 minutos de duración, es especialmente notable, los efectos especiales son perfectos. La edición de audio es impecable, el espacio de Cuarón es mudo como el de Kubrick, de manera que uno solo escucha lo que los protagonistas experimentan. El sonido que se transmite a través del traje le llega al espectador con total claridad, la respiración, la estática; cada detalle está pensado y ejecutado para llevarnos al espacio. Esto acompañado de una banda sonora increíble a cargo de Steven Price (El Señor de los Anillos, El Retorno del Rey).

2013-Gravity-Movie

No soy amante del 3D, siempre he pensado que es un artificio innecesario diseñado para subir el precio de los tíquets. Gravity me hizo cambiar de opinión. Aquí el 3D no es un extra, es una herramienta narrativa que expande el campo de visión, que logra transmitir la escala del vacío del espacio. Cada aspecto de la dirección ha sido diseñado para llevar al espectador 370 kilómetros sobre la superficie de la tierra.

Pero no todo es maestría técnica. La historia es apasionante y está narrada de manera que no le da al espectador ni un segundo de espera. Las actuaciones de Sandra Bullock como Ryan Stone (no me sorprendería ver a Bullock nominada a un premio de la Academia por esta cinta) y George Clooney como Matt Kowalski podrían estar entre las mejores de sus carrera, crean personajes con los que es fácil identificarse y a los que uno realmente quiere ver superar los obstáculos que se ponen en su camino.

gravity-3

Gravity nos cuenta la historia de un evento factible en la órbita terrestre: un Síndrome de Kessler, un escenario en el cual restos de un satélite destruido empiezan a impactar otros objetos en órbita creando una reacción en cadena. En medio de este evento los protagonistas tienen que hallar la forma de sobrevivir mientras buscan una forma de regresar a La Tierra al haber perdido contacto con El Control de Misión en Tierra (Ed Harris). Si bien la película aparece listada como Ciencia Ficción, el escenario factible y el cuidado por el detalle hacen que esta película tenga un toque de realismo que aumenta la tensión. Es refrescante ver una cinta en la que hay un esfuerzo porque la ciencia sea correcta.

Esta es una película sobre enfrentar las adversidades. Sobre llegar al punto en el que continuar parece imposible y aún así tomar la decisión de seguir adelante. En gran medida es una analogía de Cuarón y su hijo en busca de producir una película que solo hasta ahora contó con la tecnología para hacerse realidad, pero que lleva años en producción y que tuvo que lidiar con la presión del estudio (Warner) de dónde partieron  “sugerencias” para el director que iban desde añadir tomas en tierra hasta adicionar un villano que ¡atacara con misiles a los protagonistas!

Tienes que aprender a dejar ir.

– Matt Kowalski

 

En Conclusión

Gravity es una de las mejores películas del año, un thriller en el espacio con cinematografía perfecta, actuaciones de la mejor calidad y una historia sencilla, bien contada y capaz de lograr que al final de los 90 minutos que dura, uno sienta orgullo, no solo por el arco de los personajes, sino por el hecho de ser humano.

Comentarios