Guerra Mundial Z


julio 9, 2013

¡Cuanto ha evolucionado el subgénero zombie desde el clásico de 1968 La noche de los muertos vivientes (Night of the Living Dead) de George Romero! Lo que empezó como un identificador de películas de terror de bajo presupuesto hoy se materializa en un thriller internacional protagonizado por una de las estrellas más rentables de Hollywood. El resultado es… extraño.

Guerra Mundial Z (World War Z) es una película protagonizada y producida por Bradd Pitt y su productora Plan B Entertainment inspirada (no basada) en el libro de Max Brooks, hijo del legendario comediante, actor y director Mel Brooks. Por desgracia bastantes elementos del libro se han perdido en la traducción y en su mayoría eran los elementos que convertían a la historia de Brooks en algo único.

La película nos cuenta la historia de Gerry Lane (Brad Pitt), quien junto a su familia presencia el comienzo de lo que será una pandemia sin precedentes que convierte a las personas en veloces muertos vivientes. Aquí es dónde la película brilla con más fuerza, el comienzo de la epidemia es simplemente aterrador, y aunque el director evita a toda costa el gore típico del género (lo que se siente extraño, a propósito) la sensación de desesperación y claustrofobia es innegable. Es inevitable pensar que en una situación como esa no habría ninguna esperanza. Y es que los Zombies que el director Marc Forster (Quantum of Solace, 2008) ha creado son veloces, inmunes al temor o al dolor y se mueven en hordas que recuerdan más a un enjambre de insectos que a un grupo de “personas”. El virus, además, tiene un periodo de incubación de apenas doce segundos lo que aumenta la tensión pues es fácil ver como la infección se esparcirá con rapidez por todo el mundo.

Tras poner a buen recaudo a su familia Lane empieza un tour por el mundo en busca de una cura descubriendo como distintos países están enfrentando la amenaza, esto da pie para las obligatorias escenas de acción. Al ver el trailer uno podría pensar que Guerra Mundial Z será un festival de CGI poco creíble  pero la verdad es que visualmente está muy bien lograda, las estampidas de infectados son aterradoras y el ambiente de tensión siempre está presente.

Sin embargo durante el tercer acto algo parece desconectarse y el clímax al que parecía estar dirigiéndose el filme de pronto se desvanece y da lugar a un desenlace ligero y poco satisfactorio. Esto se debe a los bien publicitados problemas de producción que enfrentó la película: diferencias creativas entre la producción y Foster, recortes de presupuesto debido a la decisión de última hora de convertir la película a 3D, algunos miembros del staff renunciando. El caso es que a última hora se decidió aplazar el estreno de la película y contratar a Damon Lindelof (famoso por Lost, pero artífice del horrendo guión de Prometeo) para reescribir por completo el tercer acto. El resultado es una conclusión blanda, personajes subutilizados y la pérdida total del realismo de los dos primeros actos.

World War Z - Brad Pitt in Malta

Aún así la película es buena, es un giro en el género presentando poca violencia visual y centrándose en un guión lleno de aventura. Brad Pitt se roba la pantalla como de costumbre, aunque extrañé una escena en la que el personaje se humanizara un poco, alguna veces se siente irreal su actitud calma ante el fin del mundo. La relación con su familia también se siente poco explorada, en parte debido a que uno de los cambios en el guión implicó descartar una subtrama en la que su esposa (Mireille Enos) tenía un romance con el soldado que los rescata al principio del primer acto, lo cual explica porque este personaje con tan poco tiempo en pantalla en el corte final es interpretado por Matthew Fox.

Como dije al principio, la película se aleja del libro en algunos puntos claves, como la velocidad del virus para contagiar a sus huéspedes, esto le resta un poco de credibilidad a la pandemia pero cumple el propósito de darle acción y sensación de peligro a la amenaza. Para aquellos que disfrutaron la película el libro no tiene pierde, está lleno de clichés típicos de alguien acostumbrado a escribir guiones para televisión y cine, pero presenta una visión realista, original y en un formato nuevo para el género que lo hace fresco y entretenido.

La mayoría de las personas no creen que algo pueda pasar hasta que pasa. Eso no es estupidez o debilidad, es simplemente la naturaleza humana.
-Jurgen Warmbrunn

En Conclusión

World War Z no es la mejor película del subgénero de Zombies, pero si es una propuesta original, fresca y bien dirigida. La ausencia de gore la hace asequible a un público amplio, aunque yo espero que algún día sea lanzada una versión del director en la que podamos ver eso que hizo que el clásico de George Romero se convirtiera en una película de culto.

Comentarios