El Hombre de Acero


Junio 15, 2013

El esperado reboot de las aventuras de Superman ha llegado por fin y es una película fantástica. El hombre de Acero (Man of Steel, 2013) dirigida por Zack Snyder y producida por el famoso Christopher Nolan es un show de secuencias de acción, personajes carismáticos y una historia que engancha.
El británico Henry Cavill interpreta a Kal-El en un filme que se sienta más en el género de la ciencia ficción que en el de súper héroes y en el que por primera vez desde que Superman hizo su aparición en Action Comics #1 se hace énfasis en el hecho de que el héroe es un extraterrestre luchando por hallar su lugar en un planeta que lo ha adoptado. Es aquí donde la película encuentra su mejor ritmo.
La batalla por hallar su lugar en el mundo es apenas eclipsada por la batalla contra el General Zod, el villano de la película interpretado Michael Shannon que a pesar de ser un actor de gran talla no logra robarse el show tanto como su contraparte femenina Anje Traue como Faora-Ul, la bella y letal militar kryptoniana.
La primera parte de la película nos muestra el origen de Superman donde Jor-El (Rusell Crowe), padre de Kal-El es protagonista, aquí conocemos también a Zod y sus motivaciones, presenciamos el éxodo del bebé Kal-El y de inmediato saltamos a su versión adulta. La infancia y juventud del héroe son contadas en forma de flashbacks que nos dan un vistazo a la relación con su padre adoptivo Johnatan Kent (Kevin Costner). Los dos padres de Clark -el biológico y el adoptivo- son parte esencial de la historia, cada conversación esta preciosamente escrita y nos ayuda a entender como Clark terminó convirtiéndose en un hombre esencialmente bueno.

Tienes que decidir en que tipo de hombre te convertirás al crecer Clark. Cualquiera que sea ese hombre va a cambiar al mundo.
-Jonathan Kent (Kevin Costner)

El General Zod es la versión de un Clark sin la moral del héroe, ofrece el contraste necesario para entender el impacto que la familia Kent tuvo sobre Superman. Nos da una idea de lo que hubiera sido Superman de no haber tenido la guía ética de sus padres y al tiempo es la representación del pueblo en el que nació Kal-El.

20130615-063326 a.m..jpg

El Hombre de Acero es sin duda la mejor película se Zack Snyder y muy probablemente la mejor adaptación de Superman desde la versión de 1978, el reparto es impecable especialmente por Costner y Crowe, la música es producto del genio Hans Zimmer (aunque en algunos puntos se vuelve repetitiva), el estilo visual del director es evidente: las secuencias de acción son abundantes, excitantes y frenéticas; mostrando a un Snyder más maduro y comprometido con el personaje, brindando suficientes guiños al material existente pero sin intentar copiar las películas anteriores.
El Superman de El Hombre de Acero es un héroe creíble con el que es fácil relacionarse, en varios momentos de la película es vulnerable (aunque nunca aparece la kryptonita) e incluso en sus mejores momentos no se siente como un ser todopoderoso capaz de devolver el tiempo haciendo girar al planeta en contra de su órbita natural.
Lo peor de la película es la relación de Clark con Louis Lane (Amy Adams), se siente poco natural y apresurada, aunque los actores tienen química en pantalla el drama de la película esta en el interior del protagonista, no en su relación con la reportera. Algunas referencias al catolicismo también se sintieron innecesarias: Clark se revela al mundo a la edad de 33 y toma su decisión más importante frente a nada menos que un sacerdote, sin hablar de cierta escena en la que yace con los brazos extendidos y una barba poblada imitando cierta imagen religiosa.
El final de la batalla climática al final del tercer acto también podría llegar a ser polémico, a mi me encantó pero explicaré mis razones en otro post para evitar spoilers.

En Conclusión

El Hombre de Acero es una gran película, con un reparto estelar, un guión inteligente, efectos visuales sorprendentes (Wetta) y una tendencia a acercarse más a la ciencia ficción que a filmes de súper héroes del corte Iron Man, esto la hace asequible a un público mucho mayor. Sin duda recomiendo verla, ya hace parte de mi top cinco de películas del 2013.

Esta película no tiene escena post créditos.

Comentarios