Miami Connection, acción en Orlando


septiembre 13, 2014

Miami Connection es un ridículo intento de hacer un blockbuster de acción en 1987. Desafortunadamente falla en todo sentido.  Y. K. Kim, el protagonista, codirector, escritor y productor es también el dueño de una cadena de dojos (academias de artes marciales) en el sur de la Florida. Su idea era hacer un filme de acción combinando su amor por el Taek-Won-Do, las películas de acción, el rock y las motocicletas.

Miami Connection cuenta la historia de una banda de rock integrada por 4 estudiantes de la universidad de Florida en Orlando.  Ellos ademas de ser rockeros y estudiantes modelo, son artistas marciales.  La novia de uno de ellos es además la hermana de uno de los pandilleros más peligrosos de la ciudad. Es el lider de una banda de ninjas que se dedica a robar cocaína y dinero a los demás mafiosos en Orlando. Y como lo indica la canción del principio, son “ninjas de noche y motociclistas de día”: Lo peor de lo peor. Es así como Dragon Sound, como se hace llamar la banda de rock, termina involucrada en una batalla por sobrevivir.  Lo que empieza como una pelea personal entre la mafia y la banda, termina en asesinatos y ataques de ninjas, con consecuencias mortales para ambos bandos.

film4-570Los movimientos de Kim nunca concuerdan con lo que se supone que esta tocando. 
 

En realidad no hay muchos puntos a favor de la película: una banda sonora pésima, llena de canciones de rock ochentero con letras perfectamente ridiculas (Friends forever / we’ll be to-gether / We’re on top cuz we play to wi-in / Friends for eternity / Loyalty, honesty / Stay together through thick and thi-in…), actuaciones pesimas, historias secundarias llenas de inconsistencias (Jim, uno de los integrantes de la banda quiere reencontrarse con su padre. El tiene una foto, pero el actor que aparece interpretando a su papá, no es el mismo de la foto) y finalmente un actor pésimo (Y.K Kim, de unos 40 años, con arrugas y un marcado acento oriental) en el papel principal, hacen que Miami Connection sea un bodrio de proporciones épicas y una perdida de tiempo para cualquiera que quiera verla.

De verdad esperaba poner esta película en mi lista de “tan mala que es buena”, pero desafortunadamente cae en la categoría de “tan mala que es mala”.

Comentarios