Monsters Univerity


junio 30, 2013

Monsters University es la última película de Pixar y la secuela del éxito del 2001 Monsters Inc., una cinta que aunque nadie parecía estar pidiendo es bienvenida con entusiasmo.

Tras 12 años John Goodman y Billy Cristal se reúnen de nuevo para dar vida a James P. “Sulley” Sullivan y Mike Wazowski en un filme que nos cuenta la historia de cómo los mejores asustadores de Monsters Inc. se conocieron durante su juventud en la universidad. El hecho de que esta sea una precuela significa que uno de los elementos más especiales de la primera película no estará presente: Boo (aunque el comienzo del primer acto ofrecerá bastantes “Awwwww”) y eso implica que la relación de Sulley y la niña que era lo que más corazón le daba a Monsters Inc. no está presente y aunque las dinámicas entre los monstruos protagonistas no la reemplaza, eso no evita que esta sea una película divertidísima, con montones de risas garantizadas y visualmente magistral.

La película nos cuenta como Mike y Sulley se hacen amigos tras empezar con el pie izquierdo su relación. Wazowsky es un joven listo con más entusiasmo que talento y Sullivan es un asustador natural, egocéntrico y algo insoportable. Esta relación se desarrolla en el ambiente típico de las películas universitarias de los ochentas, las referencias a clásicos como La venganza de los Nerds ó Animal House son más que evidentes, los clichés están por doquiera: fraternidades, chicas vestidas de porrista, nerds, mamás entusiastas, bullying, góticos, profesores crueles y hasta monstruos jugando fuchi o tocando guitarra bajo un árbol. Por supuesto todo esto es parte del alma de la película, una parodia del género repleta de personajes imaginativos.

Miembros del reparto de la precuela regresan, como Randy (Steve Buschemi) y entre los nuevos hay personajes fascinantes como la aterradora decana Hardscrabble interpretada por Helen Mirren, un personaje con un diseño fantástico.

monster-university-movie

La trama ofrece pocas sorpresas hasta el final del tercer acto, hasta ese momento vemos como la relación de los protagonistas se consolida en medio de clases, olimpiadas de asustar y enfrentamientos entre fraternidades; en un momento hasta tenemos un montaje de entrenamiento. Todo esto, aunque trillado, es bastante divertido; pero la película gana muchos puntos cuando, cerca del final tiene un giro inesperado hacía una secuencia de aventura fabulosa y una conclusión atípica pero con un mensaje fuerte sobre la importancia de enfrentar las consecuencias de nuestros actos.

He esperado por esto toda mi vida. ¡Voy a ser un asustador!

-Mike Wazowski

En Conclusión

En este punto Pixar nos tiene acostumbrados a obras maestras y aunque Monsters University no pasará a la historia como parte de las mejores películas del estudio, es una cinta que sin lugar a dudas hay que ver, divertida, encantadora y con suficientes referencias como para que los que vimos Monsters Inc. salgamos riendo del teatro.

 

Para aquellos que disfrutan de los Easter Eggs de Pixar, atención al camión de Pizza Planet cerca del final de la secuencia de la cacería del cerdo Archie.

 

Comentarios