Norman Bates, el psicótico original


Junio 25, 2013

¿Quién desconoce la icónica escena del asesinato de Marion Crane en la ducha de la habitación 1 del Motel Bates? Esa escena que resume con perfección el estilo del director Alfred Hitchcock, los planos cerrados, esos violines trepidantes bajo la batuta de Bernard Herrmann, la expresión de horror de la actriz Janet Leigh, la sombra del cuchillo, el perfil del asesino y la sangre deslizándose en espiral por el drenaje. Ese asesinato, hoy parte de la conciencia cultural, es producto de uno de los personajes más complejos de la historia del cine: Norman Bates.

Bates fue creado por el escritor Robert Bloch en su novela de 1959: Psycho y llevado al cine por el genio de Alfred Hitchcock quien para la adaptación a la pantalla grande eligió a Anthony Perkins para darle vida al trastornado propietario del Motel Bates. A través de la historia otros actores han interpretado el rol, recientemente Freddie Highmore en la serie de A&E: Bates Motel que no ha cosechado mucho éxito; sin embargo hoy me concentraré en el personaje de la película original de 1960.

Bates está inspirado en el asesino, caníbal y ladrón de tumbas Ed Gein, de éste hereda la costumbre de conservar el cadáver de sus víctimas y la relación posesiva con su madre. Y es en esta relación donde Bates se transforma en el asesino que conocemos.
Hitchcock Anthony Perkins
Siendo un niño sufrió abusos psicológicos y físicos por parte de su madre, quien logro convertir en tabú a las mujeres como objeto de deseo a los ojos del joven Norman. Esto degeneró en un apego enfermizo hacia su progenitora creando una relación de mutua dependencia afectiva, su madre se convirtió en la única mujer, la mujer perfecta, lo cual desencadenaría el primer asesinato de Bates cuando, durante su adolescencia, su madre entablara una relación con un hombre del que el joven se sintió profundamente celoso: Joe Consedine. Norman Bates envenenó a ambos con estricnina y conservó el cadáver de su madre por años, tiempo durante el cual empezó a desarrollar el trastorno de identidad disociativo que se traducía en él asumiendo la personalidad de su madre, vistiendo a veces como ella y creyendo que seguía viva y que era un ser ajeno a su mente.

El mejor amigo para un muchacho es su madre
-Norman Bates

Y así llegamos al Bates adulto, el aparentemente afable dueño del motel, con una convincente historia sobre su madre enferma, un hombre que inspira confianza y casi lástima, capaz de un grado de empatía tal que logra convencer a Marion Crane de arrepentirse de sus propios crímenes, pero a quien espía luego a través de un agujero en la pared mientras esta se desnuda. Bates lucha contra sus pulsiones sexuales de forma violenta transformándose en su madre, reprime su deseo asesinando al objeto del mismo, pues no concibe reemplazar a su madre como foco de su pasión.

Tras cometer un asesinato más, Bates es detenido y llevado a un hospital psiquiátrico donde pasa veintidós años, esta historia y la de su posterior salida del centro médico, son narradas en las secuelas de psicosis donde Norman, transformado ahora en un personaje más trágico que maligno, vuelve a asesinar hasta llegar a una cuenta de víctimas de casi una veintena.

Poco hay que decir de las secuelas de la película original y menos del terrible remake protagonizado por Vince Vaughn. La magistral escena de la ducha, la actuación insuperable de Anthony Perkins, la banda sonora, la revelación de la identidad de la madre, la atmósfera asfixiante del Motel Bates (visualmente auxiliada por el legendario Saul Bass); todos son producto de Alfred Hitchcock en lo que fue su obra maestra.

En ultimas Psycho y la historia de Norman Bates son relatos sobre el aislamiento, sobre la reclusión. El Motel Bates, lejano y desocupado, es una metáfora de la mente de Norman, aislada de la sociedad y habitada únicamente por el fantasma de su madre. Entrar al motel es entrar a la mente del asesino, llena de pasadizos y habitaciones, permeada por la figura materna, memento de su crimen más grande. Norman Bates es aterrador porque es un hombre que amó con limerencia y se perdió en los límites de sus propias pasiones.
Hitchcock considers Hollywood.

Comentarios