Rushmore


Noviembre 4, 2013

 Wes Anderson tiene para mi gusto algo que es un poco molesto (y yo se que con esta afirmación voy a ser víctima del odio de muchos de sus fans), y es que en mi opinión todas sus películas son iguales.

Digo esto con un poco de reserva, ya que entiendo que los personajes, historias y situaciones en cada una de sus películas son diferentes, pero creo que se puede encontrar un hilo conductor en todas las historias,  que trataré de resumir lo más posible antes de hablar a fondo de Rushmore.

En todas las películas de Wes Anderson tenemos un personaje que aunque al principio no es problemático, si tiene algunos conflictos con las personas a su alrededor. Estos problemas se van haciendo cada vez mas grandes hasta que el problema se vuelve serio.  Luego pasa algo que aleja al protagonista de los demás y hace que reflexione para volver totalmente cambiado y con la solución perfecta a sus problemas obteniendo así su redención. Ese viaje de autoconocimiento y reflexión lo hacen una mejor persona.

Esta es  la historia que vemos en Rushmore: Max Fischer (Jason Schwartzman) es un joven de 15 años que estudia en un prestigioso colegio (que lleva el nombre de la pelicula).  Alli se encuentra involucrado en todas las actividades extracurriculares que uno se pueda imaginar, pero sorprendentemente no es el mejor estudiante y sus notas son muy bajas, por lo que el director lo amenaza con expulsarlo si no termina algunas de sus actividades extra clase y se concentra en mejorar académicamente. Al mismo tiempo, Max conoce a Herman Blume (Bill Murray), padre de dos estudiantes de último año, millonario y empresario que es atraído por la personalidad de Max, hasta que lo invita a trabajar con él. Max tambien conoce a Rosemary Cross (Olivia Williams), una profesora de Rushmore de la cual empieza a enamorarse. Max y el señor Blume acaban volviendo amigos, hasta que este último se enamora de la Señorita Cross y en un intento de Max por enamorarla, hace que lo expulsen de la escuela.

Como siempre, las películas de Wes Anderson tienen un reparto de primera. Jason Schwartzman y Bill Murray hacen unos papeles increíbles y creo que Schwartzman realmente se “echa la película al hombro” y carga con toda la trama:  uno le llega a coger  mucho cariño al personaje al final de la película. La dirección de arte como siempre es impresionante y el estilo vintage del director no deja de lucirse, especialmente en la secuencia inicial o en el cuarto donde duerme la señorita Cross.

Wes Anderson no tiene pieza mala, y aunque mi frase inicial pueda hacer que mas de uno cierre el puño con odio hacia mi, puedo decir que soy un aficionado de sus películas.  Creo que esta era una de las ultimas películas que no había visto de él y de verdad estoy muy contento de haberlo hecho, así haya sido parte de un “reto” lanzado al aire en el podcast de El Proyector.  Puedo decir, sin embargo que no es mi película favorita de Wes Anderson: las mejores en mi opinión son The Royal Tenembaums y Fantastic Mr Fox, seguidas muy de cerca por Life Aquatic, pero definitivamente Rushmore es una película que no decepciona y que por el contrario, recomendaré a más no poder entre todos los que no se la hayan visto.

Comentarios