La tiendita de regalos o como llenarse de dinero aun siendo un idiota

Debo confesar que nunca he sido amante del Street art, es más no me gustaba ni un poquito. Tal vez la razón era su popularización (uno lo encontraba hasta en la sopa) o también porque nunca he sido un hombre de la calle ni de espíritu subversivo. Sin embargo, admito que ver Exit through the […]

Leer más