They Came Together, buenas intenciones


septiembre 16, 2014

Cuando una película es consciente de sus propios clichés se crea una relación de camaradería con el espectador que puede resultar en un ejercicio bastante divertido (Tierra de Zombies, Zombieland, 2009) en el que el director se burla de los tropos típicos del género. They Came Together* hace uso de esta idea, intentando hacer mofa de cada uno de los estereotipos clásicos de las comedias románticas. ¿Hace esto buena a la película?… No… tristemente no.

La nueva cinta de David Wain (Locura en el paraíso, Wanderlust, 2012) se cuenta en retrospectiva desde el punto de vista de los protagonistas Molly (Amy Poehler) y Joel (Paul Rudd) (y Nueva York) quienes en una cita doble le cuentan a la otra pareja como su historia parece una comedia romántica, eso significa que cada cliché está presente, desde la protagonista dulcemente torpe, una ex infiel y sexy hasta una escena de cambio de ropa con música pop de fondo… de hecho hay una escena en la que se ve a Norah Jones grabar la banda sonora de la película.

En el papel la idea suena genial y si uno le da un vistazo al reparto es casi inevitable emocionarse ante la premisa. Por desgracia la mediocridad del director hiere a lo que pudo haber sido un clásico de la comedia. Pero vamos por partes, primero mencionaré lo bueno.

PoehlerRuddMain-660x440

¡Paul Rudd y Amy Poehler tienen mucha química! Son un par de los mejores comediantes norteamericanos contemporáneos y están rodeados por un talento tan grande que es imposible sentir que está tristemente desperdiciado. Uno de mis comediantes favoritos, Jason Mantzoukas (como Bob) tiene bastante tiempo en pantalla, pero está limitado a hacer un par de caras graciosas, un par de chistes visuales y poco más. Es una lástima pues la personalidad de Mantzoucas se desvanece en su personaje. Lo mismo ocurre con otros comediantes de alta talla como Jack McBrayerKenan Thompson cuyos papeles quedan reducidos a cameos glorificados. Otros actores y actrices llegan a cumplir con su labor de personaje prediseñado, como Cobie Smulders y Michael Ian Black, pero esto se entiende como parte de la temática general, después de todo se supone que la historia se sienta como una plantilla.

Hay momentos realmente divertidos. Es difícil encontrar una comedia que realmente me haga reír y esta lo logró más de una vez. No recurre en exclusiva al humor escatológico muy común en comedias norteamericanas y cuando lo hace opta por sugerir en vez de mostrar, algo que agradezco. Los mejores chistes nacen de la sorpresa, de asumir que el espectador conoce el cliché y adelantarse haciendo un giro inesperado, por desgracia este tipo de situaciones son la excepción y no la regla. La mayor parte del tiempo el director se limita a repetir los tropos al pie de la letra asumiendo que el espectador lo va encontrar gracioso solo por el hecho de que es un tropo o peor aún, definiendo el tropo en pantalla, lo que se siente casi insultante pues resulta ser el equivalente a que alguien le explique a uno un mal chiste.

Paul+Rudd+Came+Together+Premiere+Arrivals+4wBvFe699STl

En el lado negativo está la dirección. De alguna forma sentí que cada toma era la primera, se siente improvisado, casi como parte de un ensayo o de un video casero. La narrativa está construida a partir de una serie de situaciones inconexas que funcionarían muy bien como sketchs en Saturday Night Live pero no como parte de un largometraje. El resultado de esto es una plétora de situaciones que no van a ninguna parte. Casi puedo imaginar a los escritores Michael Showalter y David Wain viendo comedias románticas y haciendo una lista de clichés que quieren en su película sin preocuparse de como conectar las situaciones entre si. La escena de los vestidos, el hijo de Molly y su ex novio… tantas tramas sin sentido.

Y entiendo que esto es parte del chiste, pero casi se siente como a expensas del espectador. Hay un momento dónde me pregunté si en algún lugar los productores de la película se están riéndose de mi pensando que me hicieron pagar por ver una película que se escribió sola. O quizá es un humor demasiado fino para mi.

Para mi es fácil odiar comedias de Adam Sandler o de los hermanos Wayans, pero a They Came Together no la odio. De hecho la recomendaría (aunque no me la repetiría). Hay una idea buena detrás, no es ofensiva, las actuaciones son excelentes y tiene algunos momentos bastantes divertidos. Si tiene que elegir una comedia, vea esta, estoy seguro de que verla sin ojo crítico hace que se pueda disfrutar más.

Paul-Rudd-and-Amy-Poehler

En conclusión

They Came Together es una buena comedia, con una idea interesante detrás que queda a medio cocinar. Al principio de la cinta los protagonistas dicen: “Nuestra historia es como una comedia romántica, la única diferencia es que esto no es una película” mientras miran a la pantalla rompiendo la cuarta pared, en ese momento pensé “¡Esta va a ser una buena película!”, por desgracia momentos como este son pocos. Ahora mientras escribo la reseña, pocas horas después de haber visto la cinta, ya puedo sentir como se va borrando de mis recuerdos. Para mi They Came Together se quedó en buenas intenciones.

 

*Al momento de escribir esta reseña la película no tiene título para Latinoamérica.

Comentarios