Un western con mala puntería


Septiembre 27, 2014

A Million Ways to Die in the West, Mil maneras de morder el polvo, en España y en Latinoamérica: Pueblo chico, pistola grande, es un western cómico que será estrenado en octubre de 2014 en Colombia, y cuya mejor descripción es “Pueblo chico, comedia mala” (cortesía de El Proyector)

Si gustan del Western, las pistolas, el humor gringo al estilo Ted, Padre de familia o American Dad ésta película es, quizás, lo que andaban buscando, ya que todo lo que esto tiene en común es a Seth MacFarlane, quien dirigió, protagonizó y junto con Alec Sulkin y Wellesley Wild escribieron el guión de la película.

Temporalmente se sitúa casi dos décadas después de acabada la Guerra Civil, aunque esto no importa en lo absoluto ya que, como es común con todas las de su genero, se puede ver toda clase de clichés referentes a la época: bandoleros, fiebre del oro, el ferrocarril, indios malvados, los mismos indios pero como buenos, duelos, en fin; pero todo al mismo tiempo.

Bien, la historia se desarrolla en un pueblo llamado Old Stump en el estado de Arizona, allí sobrevive el inteligentemente cobarde Albert Stark (Seth MacFarlane), un pastor de ovejas, quien en compañía de Anna (Charlize Theron) y por determinadas circunstancias debe enfrentarse a todos los peligros que siempre evitó.

A mi parecer, resaltan demasiado algunos de los chistes que son sólo asquerosos y de mal gusto, lo cual me decepciona un poco, porque éstos opacan las demás bromas. Pero dejando esto de lado, los protagonistas se muestran como personas reflexivas, cuyas charlas están en retrospectiva de lo que era el salvaje oeste, que en realidad era una sociedad horrible que va en contra de “el sueño americano”.

Personalmente tenía mis dudas, y es que un Western de humor parece ser una gran apuesta, es decir, un Western puede contener humor, lo cual esta bien si se maneja en las proporciones adecuadas, como el caso de Maverick, con Mel Gibson, pero ser sólo de humor es una gran apuesta (nunca podré olvidar el desastroso Wild Wild West, protagonizado por Will Smith). Podría usar otros referentes, pero no, porque me parece que le quedan justos.

Finalmente hay que resaltar que el film contiene dos cameos, (uno de ellos en el post crédito) realmente impresionantes, tanto así, que desentonan totalmente del resto de la película, porque Pueblo chico, queda chico ante ellos. Aun así sólo por estos cameos ya vale la pena ver la película, aunque para otros se sienta como que algo fue profanado.

Concluyendo:

Lastimosamente es otra película más de humor gringo, y si vale la pena verla, es sólo por los cameos, se podría usar exactamente la misma trama ambientada, en cualquier época pasada, por ejemplo, el medioevo, diciendo que es un asco y no cambiaría en nada el resultado final.

Spoiler:

Dato curioso: esta película, al igual que Danza con Lobos (Dances with Wolves, 1990) tienen en común que el protagonista debe hablar un idioma indio, y no que todos los indios aprendan ingles para que puedan comunicarse.

Comentarios